18 de junio de 2017

GERMKNÖDEL_DEUTSCHLAND_COCINAS DEL MUNDO ALEMANIA

Este mes en el reto de Cocinas del Mundo, Marga del blog Acibechería, nos ha propuesto viajar a Deutschland, Alemania, y yo, concretamente, me he quedado al sur, en Baviera, para hacer una receta a la que tenía ganas -para mí un desayuno o merienda, pero he leído que también se come como plato principal- el Germknödel. Va relleno de una mermelada de ciruela, especial de la zona, y se sirve sobre una "cama" de natillas. En mi caso no lo hice pero no lo descarto para una próxima vez. Una delicia de la que os voy a presentar mi versión, aquí la tenéis:


Ingredientes para la masa: 125 grs de harina de repostería, 5 grs de levadura fresca (o 1/3 de levadura seca), 30 ml. de leche, 20 grs de azúcar, 1 huevo pequeño (S), 20 grs de mantequilla pomada, un poco de ralladura de limón y una pizca de sal.
Ingredientes para la mermelada: 1 kilo de ciruelas, 1 manzana con su piel (yo siempre añado una manzana a cualquier mermelada), 400 grs de azúcar y 1 limón pelado sin la piel blanca y sin los pipos.

Para decorar: 40 grs de mantequilla fundida, 1 cucharada sopera de semillas de amapola y azúcar glass.

Además: una vaporera del tipo que tengáis, de bambú, la del thermomix, una cazuela grande con un colador que se aguante -lo importante es que al cocer el agua no toque la masa.


Preparación de la mermelada: Pelar y limpiar de huesos las ciruelas, meter en una cazuela junto al azúcar, el limón cortado en trozos, la manzana pelada y cortada en trozos y añadir también la piel. Dejar cocer a fuego lento durante por lo menos una hora que habrá espesado. Se puede batir un poco retirando la piel y proceder a envasar en tarros previamente esterilizados en agua hirviendo durante 20 minutos, y secos. Una vez rellenos los tarros voltear y dejar por lo menos 24 horas en esa posición para que haga el vacío y podamos conservarlo en la despensa varios meses.

Preparación de la masa: Se puede hacer en una amasadora o a mano. Mezclar la harina con la leche, la levadura, el huevo, la sal y el azúcar hasta conseguir integrar todos esos ingredientes. Entonces, incorporar la mantequilla en dos o tres veces. Amasar hasta que quede todo bien integrado. Volcar la masa en la encimera y comenzar a trabajarla. Estos mismos pasos con la amasadora hasta conseguir una masa lisa y suave.
Introducirla en un bol previamente engrasado, cubrir con film de cocina y dejar levar hasta que duplique su volumen -ya sabéis que aquí juega el factor temperatura, hay veces que tarda 1 hora o 3 horas, si se pone en un lugar cálido tardará menos-.
Mientras ocurre ésto, cortamos 4 trozos de papel de horno para colocar una pieza de masa encima. Dividir la masa en cuatro trozos iguales, volear e ir poniendo cada pieza encima de un papel y dejar reposar unos 15 minutos. Después de este tiempo, estirar una pieza en redondo, colocar en al palma de la mano poniendo posición de cuenco y poner 1 o 2 cucharaditas de mermelada, cerrar plegando la masa hacia dentro formando un saco -asegurarse de que se queda bien cerrado y se pone con ese cierra para abajo encima de la pieza de papel de horno. Hacer otras 3 piezas que iremos poniendo encima del papel vegetal y cubriendo con un paño limpio. Una vez hecho ésto, se dejan reposar unos 30 minutos .
Preparar la vaporera y colocar en ella las piezas con su papel vegetal -en tandas si es necesario- unos 15 minutos por tanda. Pasado este tiempo retirar y dejar reposar unos 2 minutos dentro de la vaporera.
Sacar y echar por encima mantequilla fundida y espolvorear con las semillas de amapola y azúcar glas
Servir en el momento.


Notas: Yo he amasado con la Kitchen Aid pero sirve cualquier batidora-amasadora...si no a mano que también es entretenido (es una masa fácil de manejar).
He utilizado una mermelada de higos que tenía en la despensa pero seguro que con la de ciruela negra estará también muy rico. Con esa cantidad de ingredientes sobra así que se aprovecha para tener provisiones.
Estos son unos bollos que se hacen al vapor y están deliciosos pero, posiblemente, en horno también quedarían bien...lo pruebo y os cuento.
Aunque os he dicho que sirvierais al momento, yo los hice por la mañana y me comí uno por la tarde... de forma diferente pero también muy ricos.


Ha sido toda una experiencia para mí hacer bollos al vapor. Me han parecido fantásticos así que, ya sabéis, a probarlos.

Y ahora vámonos para el blog de Teresa, Casa Tere, para saber qué nos propone en la edición Verano 2017, 

Tenéis que enviarle vuestros enlaces a su dirección de correo:

teresaencasatere@hotmail.com

antes del 15 de julio para que pueda tener todo preparado para el día de la publicación que, como sabéis, es el 16, Celebración del día de Nuestra Sra. del Carmen. Felicidades a las Carmenes del reto.

17 comentarios:

  1. ¡Te han quedado divinos! Oye, ¿los "pipos" del limón sin las pepitas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las semillas que hay dentro del limón. Por aquí se llaman pipos. Jejejej

      Eliminar
  2. Te ha quedado estupendo. Una buena receta para un buen desayuno ;).
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido una delicia total. Merece la pena hacerlos porque da gusto trabajar con ese tipo de masa.

      Eliminar
  3. La foto de estos Germknödel ya prometía y ahora leyendo la elaboración estoy babeando. Tienen un aspecto tan jugoso y suave que yo pago los ingredientes y tu repites una docenita más... ¿Hace?

    Besitos miles

    ResponderEliminar
  4. me encanta el pan cocido al vapor y tiene una pinta de bocado urgente! que ricoooo
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Bocado urgente jejejej

      Eliminar
  5. Vaya receta curiosa y rica! Me esta encantando este viaje! Y dos recetas en una, ademas la mermelada! Mmmmmmmmmmmm Un besito

    ResponderEliminar
  6. Tengo que probar yo los panecillos al vapor que no es la primera vez que leo lo buenos que están.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, Elena, la masa es súper agradecida. Ya veras

      Eliminar
  7. qué preparación más rica... No la conocía pero me ha gustado muchísimo. esta me la apunto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo diciendo pero es que es una masa muy agradecida. Prueba, sin tardar 😉😉

      Eliminar
  8. Fantásticos esos bollitos!!! Me encantan!!! Seguro que se puede hacer con otra mermelada porque no soy mucho de ciruela, jaja!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  9. Hola Mar!!!, estos panecillos y la versión y adaptación que has hecho me gusta montones, la verdad con esa mermelada de higos deben estar muy ricos. Estos panecillos me recuerdan unos que hice de Jamie Oliver, se llaman Dim Sum que también son al vapor, con leche de coco, creo que al vapor queda una textura diferente, pero a mí me gustaron mucho, eso sí la versión es salada. Así que estos panecillos dulces tengo que hacerlos y con mermelada de higos me suenan mucho más. Besos para ti!

    ResponderEliminar
  10. Seguro que con la mermelada de higos está de muerte !!!! vaya pintaza y con las hambres que yo me gasto a estas horas.......
    Besiños

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y POR QUEDAROS UN RATO CONMIGO